Nacer con Piel de Mariposa

Cuando un bebé nace con una enfermedad desconocida y partes del cuerpo sin piel, el sentimiento de felicidad da paso al desconcierto y a la desolación. Uno de los días más especiales en la vida de la mamá y el papá, se transforma. Cualquiera de los que estamos leyendo este texto podríamos ser esas personas que, ante esta nueva realidad, son invadidas por miles de preguntas sin respuesta. A través del proyecto “Nacer con Piel de Mariposa” nuestro equipo experto de enfermeras, psicóloga y trabajadores sociales se desplaza y visita tanto a la familia como a los profesionales que les atienden, ofreciéndoles de ese momento en adelante toda la información y apoyo necesario.